961192690 | info@cddya.com

Rigor, Respeto y Responsabilidad

11, junio | Sin comentarios

La triada que debe adornar a cualquier buen profesional  y que a nadie se le escapa que es exigible a determinados profesionales como los médicos,  arquitectos, profesores, políticos, empresarios, y por supuesto a los comunicadores .

Lamentablemente hoy asistimos a una cultura donde lo fácil es preferido a lo difícil, lo cómodo a lo incomodo y lo superficial a lo profundo.  Asistimos a una apertura a la información de forma masiva y extensiva que hace difícil la discriminación de lo verdadero y de lo falso. Asistimos a un cuestionamiento permanente de lo dicho y opinado por los sabios y los profesionales.  

Y es ese contexto donde más que nunca deberíamos de contar con esos tres distintivos que adornan al PROFESIONAL responsable y comprometido con su labor: El RIGOR en la emisión de opiniones y la determinación de su conducta, la RESPONSABILIDAD en la difusión del conocimiento y la defensa de los valores que aporta su profesión. Y todo ello, desde el RESPETO más exquisito a la persona y al OTRO.  

Hoy en la era de la postmodernidad , como dice Bauman en su libro: Modernidad liquida “La individualización concede a un número cada vez mayor de hombres y mujeres una libertad de experimentación sin precedentes, pero también acarrea la tarea sin precedentes de hacerse cargo de las consecuencias.”, hemos de hacernos conscientes de nuestra RESPONSABILIDAD como individuos, como profesionales, como miembros de una comunidad y como habitantes de un planeta.

Pero parece que en su lugar en estos tiempos de cambio y exceso de información unidos a la intromisión indiscriminada en disciplinas que se desconocen por muchos y se opinan por más, se  está creando un clima caracterizado por la falta de rigor a la hora de elaborar informaciones y emitir opiniones que unido al silencio de los que deberían hablar desde el conocimiento y la responsabilidad, generan un clima de IGNORANCIA peligrosa.

Todo ello es una expresión de una falta de responsabilidad y traducen en muchas ocasiones la falta de respeto inicialmente de  una profesión y secundariamente de un colectivo que finalmente redundan en el perjuicio de una organización o de la propia sociedad.

La comunicación es una  de  esas profesiones  en que esta triada, RIGOR, RESPETO y RESPONSABILIDAD,  es especialmente exigible y lo es porque su capacidad de influir en la toma de decisiones es cada vez más importante. Son estos profesionales  de la comunicación en los que descansa en muchas ocasiones ser  fuente y referente.

Son ellos, de forma individual, como portadores de esas cualidades los que aportan  prestigio y reconocimiento al colectivo. Y lo que otorgaba credibilidad al profesional, al grupo y a la organización en la que de encuentran.

 

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha