961192690 | info@cddya.com

Intangibles: activos o recursos

20, mayo | Sin comentarios
Intangibles: activos o recursos

Asamblea General de Banco Valencia

14 mayo 2012

  Intangibles: activos o recursos.

¿Cuál es su valoración en esta entidad y cuál es su destino?

Con este título voy a comenzar los diez minutos que me concede la ley como accionista de esta entidad. Antes que nada permitan que me presente, ya que para mí el nombre es importante.

Y lo es, como signo de identificación y demostración del compromiso. Significa DAR la cara ante ustedes, significa hacerse responsable de lo que se dice o hace. Mi nombre es Luisa Carlota de Dios Ibarlucea, tengo 52 años, soy licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia y DEA en Ciencias de la Comunicación por la Universidad de Castellón. Actualmente soy una empresaria muy pequeña dedicada a la Consultoría de Identidad, Estrategia y Comunicacion, todo ello Intangibles de gran valor.

Y como muchos pequeños negocios, vivo estos tiempos difíciles como tiempos de oportunidad. Oportunidad para renovarse, reinventar y así evitar la extinción de todo lo que con muchísimo esfuerzo han construido nuestros antepasados y antepasadas, una sociedad del bienestar. Soy una pequeña accionista de este Banco y no son las únicas acciones que poseo, aunque sí la primera vez que asisto a una asamblea general. Hoy estoy aquí dirigiendo estas palabras como forma de compromiso personal conmigo misma y con otros y otras accionistas que pueden pensar como yo.

Pero sobre todo, estoy aquí para permitirme poner por escrito y dejar constancia de ello para la posteridad, de algo que desde mi desconocimiento creo que sucede: La inexistencia de una valoración en el balance del Banco de Valencia de sus activos intangibles. Y esa es una de las preguntas que voy a hacer. Porque hoy he venido aquí a preguntar, a pedir y a proponer. Y lo hago desde mi ignorancia de formas y lenguajes económicos, propios de profesionales que viven de ello y de otros muchos, sin los que las organizaciones que les pagan carecerían de existencia. En esa misma línea, me voy a permitir hacer una breve descripción sobre lo que voy a preguntar, pedir y proponer: los activos intangibles. Y lo hago, desde la autoridad de una persona que los estudia y a los que dedica su labor profesional. Lo primero es dejar constancia de la difícil cuestión que planteo, su valoración. Ya que estamos ante cuestiones cualitativas en las que existen una diversidad de formas de medición y sobre todo una escasa conciencia de su relevancia y necesidad de cuantificación.

Nadie discute a estas alturas del siglo que lo que ya en el siglo XX se validara científicamente, sobre la generación de valor en las empresas norteamericas, por parte de J. Kendrick. "en Estados Unidos se ha invertido la relación entre el valor de los activos tangibles e intangibles de empresas entre 1929 y 1999" y Kendrick vaticina que "el valor de los intangibles empresariales alcanzará en 2008 el 85% del valor de una empresa." Pero tenemos referencias más próximas como las de la Universidad de Salamanca. Y cito al prof. M.A. Palomo Gonzalez que en su monografía "valoración y gestión de activos intangibles: aproximación teórica y estudio empírico para definirlos." El profesor explica que "los activos intangibles son elementos fundamentales para la ventaja competitiva. Sin embargo, su reflejo en documentos contables constituye una cuestión polémica y difícil" y por ello "algunas empresas ante esta dificultad de reflejar esto en sus estados financieros tradicionales elaboran documentos alternativos como el Informe de Capital Intelectual".

Pero desde fin del siglo XX existen varias formas de valoración de estos activos. Y también hay un consenso en que tres son las más recomendables: - El cuadro de mando integral - Kaplan y Norton, 1996 Con 4 perspectivas: financiera, clientes, de procesos internos de negocio y de aprendizaje y mejora.

- Intellectual Assets Monitor - Sveiby 1997 Que distingue tres tipos de competencias: de las personas - competencia o calidad técnica y humana de sus trabajadores estructura interna - patentes, ideas, políticas de funcionamiento, dotaciones tecnológicas, marcas y dominios. y estructura externa - relaciones con clientes y reputación de la empresa. Know how. Habla de tres tipos de capital dentro de lo que define el capital intelectual: capital clientes, individual y estructural.

- Navigator Skandia - Edvinsson 2001 Cinco enfoques: finanzas - el balance de situación o la historia de la empresa clientes - es el capital estructural externo en el presente humano - inteligencia y alma de la organización. procedimientos o procesos- capital estructural interno en el presente renovación y desarrollo - capital estructural interno y externo que apunta al mañana de la organización. Esto configura la metáfora arquitectónica de Edvinsson: El techo - las finanzas. Paredes y columnas - enfoque clientela y procedimientos. La base - capacidad de innovar. "Desafortunadamente ni el capital humano ni el estructural se visualizan en el sistema contable tradicional, a pesar de que la información cuantitativa permitirán una gestión más concreta y dinámica." Edvinsson y Malone 1997.

Todos ellos pretenden "tratar de hacer medible lo que todavía no lo es" Por que como dice el novel de economía Paul Krugman. 2003 " la intangibilidad de los activos más importantes de la empresa hace que sea extremadamente difícil estimar lo que vale realmente" O Baruck Leu " la mayoría de empresas carecen de información y de las herramientas de control necesarias para la gestión eficiente de los intangibles" .

Pero vamos a tratar de centrar más el término, que da título a la exposición ¿Es lo mismo un recurso que un activo? Existen tres tipos de recursos intangibles:

- Activos no financieros

- Recursos asociados al conocimiento , eso que llaman fondo de comercio y Know how

- Recursos asociados a las relaciones con stakeholders - un buen ejemplo de este es la creación de la Asociación PROBANCOVALENCIA.

De estos activos no financieros, únicamente la marca admite evaluación económica financiera. No así el resto de recursos. Angel Alloza, gran conocedor del valor de los intangibles y persona vinculada al mundo financiero durante muchos años. Dice que " hoy la marca desempeña un papel estratégico en las compañías" ya que las marcas se convierten en signos que facilitan la penetración en los mercados y la identificación de sus usuarios. Pero, es que además los intangibles son la clave para los buenos comportamientos corporativos y la competitividad de sus organizaciones.

Y las marcas representan culturas organizacionales. Y dicho esto, plantearé las 3 preguntas: ¿Le han dado valor en sus cuentas al nombre y la marca Banco de Valencia? ¿Cuál es ese valor? Y ¿Quién lo fijó?

Y concluiré con unas peticiones, en caso de no haberse realizado: Solicito un estudio que fije un valor y precio que permita establecer una valoración de los intangibles. Pido una evaluación, por el sistema que se decida, del valor de la marca BANCO de VALENCIA.

Y propongo en caso de no tener establecido un valor contable, que la marca quede en poder de los actuales accionistas.

Así pues, propongo no incluir en el paquete de la venta lo que no tiene fijado precio. O adjudicar dicha propiedad a los titulares de las acciones, a día de esta Junta General, en su proporción correspondiente. Esa sería la forma de conservar el alma fundacional de la entidad y la manera de salvaguardar lo que es el patrimonio no solo de esta entidad financiera sino de todos los valencianos.

Mi propuesta es, vender lo que tiene fijado un precio de transacción y no aquello que no lo tiene. Y si se vende que conste en acta, que hubo alguien que lo reclamó en nombre de los accionistas no presentes. Y que aquellos que representan a estos, de forma directa o indirecta, sean reclamados en su responsabilidad. Porque señoras y señores, intangibles son la responsabilidad, el compromiso, la confianza, la credibilidad, la honradez, la lealtad, la sinceridad, la solidaridad, y un largo etcétera. Unos valores intangibles que no tienen precio pero sin los cuales nada lo tiene. Y todo se pierde.

Hoy señores, aquí tienen una oportunidad de redimir los malos comportamientos que nos han conducido a donde estamos.

Hoy aquí tenemos la oportunidad de cambiar el final de una historia cuyo destino para muchos está ya escrito.

Hoy aquí una gran entidad nacionalizada por el Estado puede hacer un gesto. Un gesto que huela y suene a futuro, sin olvidar nuestro pasado.

Hoy aquí un colectivo representado por personas que han proclamado que Banco de Valencia es más que un banco, pueden hacer también ese gesto.

Y todos, podemos hoy quedarnos con algo que según creo no tiene un valor en los activos de la entidad: El nombre de la entidad que fundaron sus antepasados, el nombre de nuestra tierra. Por ello, les pido que respalden mis propuestas y peticiones.

Muchas gracias.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha