961192690 | info@cddya.com

La supervivencia no depende del tamaño

06, diciembre | Sin comentarios

Dicen que para la supervivencia de la empresa el tamaño si importa y yo es algo que no voy a discutir. Pues posiblemente tengan razón, pero lo que yo si sé, es que el éxito no depende del tamaño y posiblemente si sea su consecuencia.

Ayer asistí a unas jornadas y concluí tras una de las exposiciones que el tamaño no ha sido el determinante en la supervivencia de dos organizaciones financieras. Ya que en un caso una más pequeña se comió a una  mucho más grande y otra grande se zampo a otra más pequeña. No daré nombres pero todo el mundo que me ubique y lea sabrá de quien hablo.

En ambos casos las engullidoras o salvadoras, para muchos tienen varias cosas en común que emergen como criticas en el éxito y consecuente supervivencia de las empresas o entidades de casi cualquier tipo.

Pero ¿Qué tienen en común? , varias cosas que paso a enumerar.

1,- Ambas se encuentran en un mercado y sector que carece de imagen de principios y ética

2.- Su sector es percibido como el principal causante de la crisis actual y de la no salida de la misma.

3.- Han apostado por la creación de una cultura empresarial solida y compartida.

4.- Han sido innovadoras en su portfolio de productos de y servicios. Apostando por la formación y excelencia construyeron una organización competitiva.

5.- El cliente y su beneficio han estado en su horizonte  y han estado al lado de empresas y particulares en su crecimiento

6.- Se han expandido geográficamente, han realizado fusiones y adquisiciones  y se han  internacionalizado como forma de crecer y lo han hecho conservando y compartiendo sus principios fundacionales.

7.- Han desarrollado un compromiso social relevante y verdadero, su responsabilidad con el entorno es verdad, no publicitaria.

8.- Han comunicado coherentemente sus valores, siendo respaldados por sus actos y experiencias. Gestionan de forma excelente los activos intangibles.

9- Sus raíces territoriales son comunes y se caracterizan por un fuerte sentido de identidad nacional y cultural. Se sienten orgullosos de lo que son.

En resumen, tienen en común. La integración de los activos del nuevo milenio en sus estrategias y en su ADN.

Tienen como diferencia que una es un Banco no muy grande que se zampo a una CAJA muy grande. Otra es una CAJA muy grande que se zampo a un banco pequeño.

De ello concluyo que el tamaño y lo que seas, no es lo relevante en tu éxito, son tus principios y tu visión del mundo lo que condiciona como actúas a corto, medio y largo plazo. Y ya es viejo eso de que “por sus actos los conoceréis”.

Me gustaría felicitar a los que bien actúan y mi admiración profesional para ellos.

 

Me gustaría que reflexionemos sobre los que han sido engullidos pues de los errores se aprende o debería aprenderse. Si no lo hacemos los repetiremos hasta la extinción.

Desgraciadamente yo emocionalmente estoy más cerca de los engullidos. Pero esta reflexión es profesional y no personal.

Aprendamos de los que lo hacen BIEN o mejor que nosotros.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha