961192690 | info@cddya.com

La transparencia y la verdad

04, enero | Sin comentarios

Sin ellas no hay comunicación que funcione. Y quiero decirlo alto y claro.

Sin la verdad nada vale. y aunque parezca una obviedad es una de las causas de que estemos donde estamos.

Hemos mentido y hemos dejado que nos mientan por no decir que hemos premiado la mentira. Todos y todas.

Es más, nos da terror mirar la verdad de frente.

Y esto es especialmente verdad, cuanto más grande es la organización, sencillamente porque vivimos en una cultura que por una parte maquilla la verdad y por otro carece de rigor para validar la veracidad de lo que se dice.

La consecuencia de esta carencia es clara: la pérdida de credibilidad de la gente, públicos, clientes, consumidores, ciudadanos, etc., o como queramos llamarlos.

Y con la pérdida de credibilidad llega la pérdida del bien mayor la CONFIANZA y la buena reputación.

Y eso, es lo que se vive en una sociedad que conquistó el estado del bienestar. Y está a punto de perderlo por la falta de verdad.

Hoy han perdido la credibilidad las grandes organizaciones. No importa si son empresas, partidos, sindicatos, ONGs, iglesias, ……en general y hoy cuentan con el patrimonio de la desconfianza.

Hoy muchas marcas tienen una mala reputación por la misma causa.

Hoy los medios son puestos en cuestión por su parcialidad y poca independencia.

Pero permítaseme que diga que eso lejos de alegrar debe preocupar mucho a todos. Sin Confianza no hay esperanza, no hay futuro. No hay nada.

Necesitamos que los comunicadores, TODOS y TODAS, nos neguemos a no cumplir con la veracidad. Que implantemos el RIGOR en nuestras vidas profesionales. Que no disfracemos la verdad con la mala publicidad.

Pero sobre todo que comuniquemos a nuestros JEFES, que es bueno ser transparentes.

Que no tengamos miedo a la verdad. Que la honestidad es la mejor inversión.

Ese es nuestro deseo en ENERO: seamos honestos, seamos veraces, seamos RESPONSABLES.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha