961192690 | info@cddya.com

EXPERIENCIA Y ANTICIPACIÓN

13, septiembre | Sin comentarios

Experiencia y anticipación

Los dos valores necesarios para forjar identidades fuertes y diferenciales que resultando incompatibles o paradójicas aportan las claves para afrontar los nuevos retos.

Experiencia como eso que es consecuencia del esfuerzo y del conocimiento acumulado. Experiencia con carácter multidisciplinar e innovador. Esa experiencia que no es cuestión de años sino de una forma de abordar los años en un proceso de aprendizaje sin fin. Con una forma de pensar rebelde, inconformista y moduladora de la realidad basada en el inconformismo y el conocimiento. Hambre de conocimiento.

Esa experiencia enriquecedora que es capaz de aportar desde la humildad y la generosidad que da la dimensión temporal de los acontecimientos. Una experiencia que a modo  de lentes rigurosas nos ayuda a aprender de los errores cometidos en el devenir de la vida.

Experiencia que nos permite, desde ese territorio, afrontar situaciones inciertas pero que requieren de la serenidad de los años para definir estrategias flexibles que permitan adaptarse a los cambios que sin cesar suceden en nuestras vidas. Vidas personales o profesionales. Vidas de individuos o colectividades.

Pero para todo ello necesitamos además de la necesidad de saber quiénes somos. Porque sin saber quiénes somos mal sabremos que podemos y que queremos.

Necesitamos con urgencia identificar quiénes somos y cuáles son nuestros valores diferenciales. Esos valores que nos hacen únicos e irrepetibles ya que son valores basados en nuestras competencias y habilidades. En nuestros talentos.

Y para ello es también necesario contar con la experiencia de nuestras vidas y la ayuda de observadores externos que desde una mirada más objetiva nos aporten eso que es nuestra ventaja competitiva más solida y sobre la cual hemos de construir el resto.

Identidades, o identidad son la base que sustenta una estrategia que nos guie.

Porque solo desde ese cimiento es posible desarrollar estrategias de éxito. Porque la estrategia que es cada vez más indispensable para la subsistencia de cualquier organización es la base sobre la que se asienta la anticipación. Y la anticipación da la mano a la innovación y a la creación. Y porque la estrategia nace para lidiar con la incertidumbre y hoy más que nunca necesitamos gestionar esa incertidumbre.

Así aún pareciendo conceptos antagónicos, anticipación refiere a futuro y experiencia a pasado, es en el hoy donde  ambos se dan la mano. Se dan cita en un presente incierto que requiere para su manejo de grandes dosis de solidez y trasparencia. De formación y de rigor. Porque todo esto está en la base de la creación del bien más preciado en nuestros días: la confianza, la capacidad, la competencia y el compromiso.

Sin todo ello nos resultara difícil triunfar en tiempos turbulentos, inciertos y muy apasionantes. Ya que nos brindan una gran oportunidad. La de sentirnos protagonistas activos de lo que vendrá.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha