961192690 | info@cddya.com

La importancia de la palabra

09, enero | Sin comentarios

Palabra, que bello término que define la Real Academia Española de la lengua como “sonido o conjunto de sonidos articulados que expresan una idea”

Palabras, que poder tan grande poseen!

Su primer poder radica en que su uso nos separa de otros animales, es el uso de la palabra lo que caracteriza al ser humano.

Desde el origen de todo, lo primero fue el VERBO y es la encarnación del verbo lo que hemos celebrado hace unos días.

De algún modo es la palabra algo propio de lo superior. Algo propio del espíritu. Entendiendo como tal eso que nos diferencia del animal.

Palabra, espíritu, humanidad, … y me gustaría decir creación, ideas, aspiración, evolución,  trasformación, …..

Estamos hablando de un tercer nivel, más allá de lo meramente animal  o emotivo que podríamos vincular a las dos partes de nuestro cerebro las primeras en desarrollarse: el reptiliano y el sistema límbico. Para la emoción, lo vegetativo, lo instintivo no necesitamos palabras, como no las necesitan los animales. Podemos expresarnos con gestos, sonidos, caricias o golpes, …

En un segundo nivel tendríamos el desarrollo de eso que llamamos mente, razón, inteligencia analítica, todo lo que nos hace ejercer como seres racionales.

Pero hay además algo más, algo que la ciencia aún no ha localizado en un lugar pero que los chamanes, brujos, o todo tipo de ciencias ocultas llaman: El espíritu, la energía, la esencia que nos eleva aún más del aspecto animal. Hoy estamos ante un intangible que estoy segura llegara a ser tangible. La ciencia en su gran y vertiginoso avance nos da esperanza para ello.

Y me van a permitir que encuadre en ese tercer nivel algo que tiene que ver con la palabra, su uso para lo que es su función principal: La Comunicación.

Y creo, que es en esta disciplina donde más hemos de empeñar nuestro esfuerzo en tiempos como estos. Ya que de su uso quizá dependan demasiadas cosas importantes: el bienestar de las personas, la generación de conductas de cooperación, el compartir el conocimiento, la trasmisión de ideas, ….

Hablamos del dardo de la palabra, del poder curativo de la palabra, de uso cuidadoso de la palabra, del valor de la palabra, …..

Y todo ello cobra su sentido porque la palabra es la Herramienta de un Sistema de comunicación que llamamos lenguaje. Que siempre está al servicio del talento, de las ideas, del espíritu de las personas y de su desarrollo y evolución.

Y yo me pregunto ¿ por qué  se da tan poca importancia a la comunicación?,  ¿por qué en el ámbito organizacional no está percibida como indispensable como lo están disciplinas menos relevantes o estratégicas?.

Y la respuesta es siempre la misma, porque es tan grande, tan etérea, tan inaprensible, tan desconocida como lo es el universo. Y cuando algo es tan grande los humanos tendemos a parcelarlo, para poder comprenderlo y en ese proceso perdemos la humildad de reconocer nuestra pequeñez y olvidamos que es grande, que el TODO, que es holística y todo lo afecta. Y es cuando nos especializamos y despreciamos lo GENERAL.

Esa es nuestra crisis y nuestra oportunidad, descubrir que la prepotencia nos obligó a parcelar para ser reyes o reinas en lo poco. Y que sin contemplar lo grande, el todo, estaremos errando una y otra vez.

Siempre he dicho que la medicina tiene mucho que ver con la comunicación y me gustaría esta cita para reafirmarme.

“la medicina académica ha perdido de vista al ser humano. La superespecialización y el análisis son los conceptos fundamentales en los que se basa la investigación, pero estos métodos, al tiempo que proporcionan un conocimiento del detalle más minucioso y preciso, hacen que el todo se diluya”

Este año nuestro propósito, nuestro objetivo es seguir avanzando en nuestra labor de concienciar de la importancia de la palabra, de la necesidad de poner en valor LA COMUNICACIÓN como forma de construir en base a ella, un nuevo paradigma.

Listado de posts

Escribir comentario

Captcha